Consejos prácticos de ahorro energético


La Oficina Municipal de Información al Consumidor informa:



PRINCIPALES CONSEJOS PRÁCTICOS PARA EL AHORRO DE ENERGÍA EN EL USO DOMÉSTICO

ILUMINACIÓN
- Tubos fluorescentes y bombillas fluorescentes compactas facilitan una iluminación de calidad y alta eficiencia.
- Sustitución de las lámparas incandescentes de mayor uso por lámparas fluorescentes (permite reducir hasta un 50% del consumo eléctrico).
- La duración de las lámparas fluorescentes compactas es de 6-10 veces mayor que las incandescentes.
- Utilización de colores claros para disminuir las necesidades de iluminación.
- Mantener limpias y en buen estado las lámparas de la vivienda, podría llegar a suponer un ahorro de hasta un 20% en el consumo eléctrico para iluminación, ya que una bombilla sucia o en mal estado puede llegar a perder hasta un 50% de su luminosidad.

CLIMATIZACIÓN
- Aislar la vivienda para evitar fugas de calor al exterior a través de paredes, ventanas, techos y suelos.
- Una temperatura de calefacción por encima de los 20ºC produce un aumento del consumo entre 6-9%. Las temperaturas más usuales son: sala de estar y habitaciones de estudio (18º-22ºC), dormitorios (17º-19ºC) y vestíbulos y cuartos de baño (20º-22ºC).
- Por la noche se puede reducir la temperatura hasta los 16ºC.

ELECTRODOMÉSTICOS
• Frigorífico-congelador:
- Configurar la temperatura en un intervalo de 3 a 7ºC para el frigorífico y entre -18 y -15ºC para el congelador. Un grado más de enfriamiento según la temperatura recomendada por el fabricante puede suponer hasta un 5% más de su consumo.
- Evitar la obstrucción de salidas de aire del interior del frigorífico.
- Dejar enfriar los alimentos cocinados antes de introducirlos en el frigorífico.
- Cubrir los líquidos y envolver los alimentos.
- Dejar unos 5 cm entre la parte trasera del frigorífico, la pared y los laterales, de modo que se facilite la ventilación y aumente el rendimiento.
- Evitar abrir de forma continua la puerta del frigorífico, ya que la pérdida de frío hace trabajar al compresor de forma más intensa, aumentando el consumo eléctrico para alcanzar la temperatura programada, especialmente en verano.
- Limpiar cada 3-4 meses la parte trasera del frigorífico con un paño seco o con el aspirador. El condensador funcionará durante períodos más cortos si el serpentín está limpio, ahorrando consumo eléctrico.
- Evitar la formación de escarcha. Un espesor de hielo superior a 5 mm puede producir un aumento del consumo eléctrico de hasta un 30% por la disminución del poder de refrigeración.

• Lavadoras
- Utilizar el agua a la menor temperatura posible. El 80-85% de la energía que consumo una lavadora, lo hace calentando el agua.
- Utilizar menos agua y lavar en agua más fría. Reducir la temperatura del lavado de agua caliente a templada puede llegar a reducir a la mitad el consumo de energía en cada lavado. Los ciclos de agua templada o fría permiten lavar y limpiar completamente la ropa.
- Utilizar la lavadora al máximo de su capacidad (5-6 kg).
- Los detergentes líquidos hacen trabajar menos a las lavadoras. Si se utiliza detergente en polvo se puede diluir en agua antes de introducirlo en la lavadora.
- Usar una dosificación adecuada del detergente, ya que un exceso de espuma provoca un trabajo innecesario del motor.
- Los modernos detergentes permiten un perfecto lavado con agua fría.
- Una lavadora con un programa fuerte de centrifugado evita el uso de secadoras. Un centrifugado de alta velocidad es más eficaz que otro de menos velocidad, consumiendo prácticamente lo mismo.
- Evitar poner en funcionamiento la lavadora de forma simultánea con otro electrodoméstico de alto consumo (lavavajillas, horno,...) para aprovechar mejor la potencia eléctrica contratada. Mantener limpio el filtro de la lavadora para evitar obstrucciones y mejorar el funcionamiento del aparato.

• Lavavajillas
- Utilizar el lavavajillas a plena carga. Lavar los platos a mano con agua caliente puede resultar hasta un 60% más caro.
- Enjuagar los platos con agua fría antes de meterlos en el lavavajillas.
- Poner en funcionamiento el lavavajillas cuando esté completamente lleno.
- Mantener suficientemente llenos los depósitos del abrillantador y sal, y limpiar habitualmente el filtro para evitar obstrucciones.
- Elegir un programa adecuado para un lavado más económico.
- Evitar el funcionamiento simultáneo del lavavajillas, la cocina eléctrica y la lavadora, para aprovechar mejor la potencia.

• Placas de cocina
- Utilizar sartenes y ollas con un diámetro superior al de la superficie de la placa. Se ahorra hasta un 20%.
- El fondo de las sartenes y ollas debe ser plano y 1-2 cms mayor que las placas.
- Utilizar la tapa de los recipientes. La olla a presión puede llegar a suponer un ahorro de hasta un 50% de la energía.
- Utilizar el agua imprescindible para la cocción.
- Apagar el fuego antes de acabar la cocción para aprovechar el calor residual.

Para más información, Delegación de Sanidad y Consumo. Ayuntamiento de Salteras. Tlfno: 955 70 77 76 / 955 70 88 50.








Español English Français Deutsch Italiano Português




L M M J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      



















Páginas vistas:

Ayuntamiento de Salteras. C/ Pablo Iglesias, 2. 41909 Salteras (Sevilla)
Teléfono: 955 708 850 | Fax: 955 70 71 92 | e-Mail: ayuntamientosalteras.es

Aviso legal     |     Política de privacidad     |     Política de cookies RSS Producido por:/Produced by: Euromedia Comunicación